Ensemble

Escenas diabólicas, Op.29

Domingo, 07 Diciembre 2014

2 flautas, 1 flautín, 2 clarinetes, 1 clarinete bajo, 2 oboes, 1 corno inglés, 2 fagotes, 6 trompas, 3 trompetas (Do), 2 trombones, 1 trombón bajo, 1 tuba, 5 percusión

9 min. aprox.

Composición descriptiva encargo de la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia.

Notas al programa

I. Invocación
II. Aparición del Diablo

Esta programática composición recrea, como el título indica, una invocación al diablo, seguida de su aparición y un frenético baile del mismo. Todo ello acontecerá en un lugar húmedo, oscuro, lúgubre…La libertad de los intérpretes de actuar con túnicas y bajo la luz de velas realza el misticismo junto con el obligado empleo de los trece metrónomos.

En la Invocación, tras la introducción instrumental que toma como punto de partida un trino al unísono que se disgrega para generar un motivo cuya evolución será lenta y fragmentada por una multitud de pausas silenciosas, aparece una invocación al diablo propiamente dicha, donde los intérpretes comenzarán a emplear sus voces para conseguir tal fin, primero de forma aleatoria, luego de una manera perfectamente medida, siempre realzada por el ritmo constante de timbales, toms y cadenas. Todo se apresura, se acelera, aumentan las tensiones… Intervienen entonces fragmentos aleatorios combinados junto a la estructura de la obra, que avanza sin detenerse, al igual que los metrónomos. Sin embargo, del logrado “caos” surge un silencio súbito que anuncia que el diablo está presente.

Y es entonces cuando la Aparición del Diablo tiene lugar. Este, a modo de serpiente, se desliza principalmente entre las libres cadencias del corno inglés, trasladándose en ocasiones al resto de instrumentistas que interpretan en un marco temporal siempre en movimiento, cuya enorme plasticidad viene marcada por innumerables aceleraciones, deceleraciones, calderones o cambios de tempo.

La Danza diabólica es una frenética y virtuosa creación donde se muestran los poderes de este ser infernal. Con ella se cierra el ciclo de las tres escenas que, aunque a priori parecen estar divididas, forman un todo integral que no se detiene, al igual que el reloj que marca el tiempo.

Adramelech, Amon, Azazel, Balaam, Beelzebub, Diabolus, Ishtar, Marduk, Moloch, Naamah, Saitan, Set o Toth son trece maneras diferentes de llamar al Diablo, cada una de ellas pertenecientes a una civilización anclada a un periodo histórico y una ubicación terrestre concreta(…) A su vez, trece antiguos metrónomos dispuestos en un triángulo integrado en la posición de los intérpretes(…) Tres escenas que estructuran una subdivisión formal a tres partes, marcada armónicamente por el intervalo diabólico cuya longitud abarca tres tonos(…) Realmente, hablar de Escenas diabólicas es hablar de una obra de gran simbolismo, llena de un misticismo numerológico muy superior al resto de mis composiciones”. Javier Pérez Garrido.

 

Edición

Contacta con el compositor:

 

Encargo

Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia (OJRM)

 

Estreno

8 de Diciembre, 2008
Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas de Murcia
Secciones de Viento y Percusión de la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia / Virginia Martínez, directora

 

Dedicación

Virginia Martínez y los integrantes de la OJRM

 

Calendario

« Junio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Próximos Eventos

  1. Facebook
  2. Twitter

Donación

Gracias por su ayuda



Main Menu