Ensemble

Escena en Yasuní, Op.31

Martes, 24 Febrero 2015

Soprano (o tenor), flauta, clarinete, saxofón tenor, acordeon, piano, violín y violonchelo

30 min. aprox.

Ópera de cámara en un acto que narra una historia trágica para advertir de los cruentos peligros que puede ocasionar el cambio climático.

Notas al programa 

Amazonía ecuatoriana; año 2049. Antiguo parque natural del Yasuní; en las inmediaciones del rio Curaray.

El personaje principal, último descendiente directo del clan de los Huaorani -una de las innumerables tribus amazónicas extinguidas- recorre el trayecto que va desde la central petrolífera en la que trabaja hasta un valle, inundado por un río torrencial como consecuencia de una brutal tormenta que acontecerá en escena. Vestido con sucios y desgastados harapos y descalzo, tiene la cara tiznada de negro. Su rostro refleja la dureza de la cruel vida que le ha tocado vivir. Constantemente tose e intenta aliviar con sus manos el escozor de sus ojos provocado por la toxicidad del ambiente que le rodea; un escenario lleno de bidones de petróleo oxidados, camiones rotos y abandonados, charcas de aguas de formación, tuberías que derraman fuel, algún animal muerto y en avanzado estado de descomposición… A sus espaldas se puede apreciar claramente un mugriento y roto bolso oscuro. Despeinado. Sólo si nos fijamos detenidamente en el fondo de sus ojos observaremos brillar de un modo leve un resplandor de felicidad; puede que un lejano recuerdo de la infancia o un sueño que nunca llegó a realizarse. Está preocupado. En su mente tiene a su hijo pequeño, enfermo de cáncer… En su mochila lleva la medicación diaria y sabe que su hijo lo está esperando; cada día está peor…

Mientras camina entre lodo contaminado reflexiona sobre su situación, la de la injusta sociedad que ha creado el hombre y la del entorno infernal que le rodea; un antiguo edén terrenal eliminado gracias a los malos actos del ser humano. Sin darse cuenta, comenzará a aproximarse una nube y empezará a llover levemente… De repente, la leve lluvia se transforma en una terrible tromenta que aparecerá en escena descargando toda su violencia sobre el personaje. Rayos, truenos y aguas torrenciales hacen que el Huaorani corra hacia su fatal destino. Sabe que tiene que cruzar el valle antes de que asome el río. Si no lo hace, no podrá llevar las medicinas a su hijo y éste morirá. Todo se va precipitando y justo cuando está a punto de terminar de cruzar el valle, se da cuenta de que se le cayó la bolsa de las medicinas. Decide volverse a recogerlas a sabiendas de que asoma un brutal torrente y no sabe si ello le costará su vida… Finalmente no puede escapar a tiempo y es arrollado por el caudal de agua. Muere pronunciando una frase que evoca un recuerdo del pasado; nuestro presente.

 

Libreto

Texto original de Javier Pérez Garrido

 

Edición

Contacta con el compositor: 

 

Estreno

10 de Mayo, 2010
Espacio 0 del Centro Párraga (Murcia)
Pedro Pérez, soprano / Pilar Sáez, flauta / María Martínez, clarinete / Fini Gómez, saxofón / Mª Mercedes Lax, acordeón / Antonio Matías, piano / Antimo Miravete, violín / Alberto Condés, violonchelo / Sixto Herrero, director

 

Calendario

« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Próximos Eventos

  1. Facebook
  2. Twitter

Donación

Gracias por su ayuda



Main Menu