Camara

Sonata nº1, Op.28

Domingo, 07 Diciembre 2014

Violonchelo solo

35 min. aprox.

Gran sonata para solista de esencia minimalista y con influencias estilísticas muy dispares (blues, clasicismo, jazz, latinas, rock, romanticismo, etc.).

Notas al programa

I. Molto allegro.
II. Vals: exposición. Non troppo allegro
III. Barcarola. Doloroso e mesto. Più mosso. Tempo I. Pochissimo meno mosso
IV. Vals: trío. Andantino semplice. Meno mosso. Tempo I
V. Grave.
VI. Vals: reexposición. Non troppo allegro
VII. Finale: Allegro con spirito. Sempre ritmico

La cantidad de ideas que brotan en la Sonata nº1, Op.28 y su desarrollo natural necesitan de un esquema formal amplio, generado a través de sus siete movimientos. Sin embargo, la sonata tiene una gran unidad formal que hace que la compensación entre el todo (sonata íntegra) sea igual a la que se produce en cada una de las partes (o movimientos). También, el hecho de que exista un vals dividido en tres partes (exposición, trío y reexposición) y que cada una de ellas suponga un movimiento situado en lugares cuya distancia es proporcional respecto al todo (sonata íntegra) ayuda más a conseguir la unidad formal siempre perseguida por el autor.

Compuesta en torno a la sonoridad de Si menor, los movimientos parten siempre de una idea minimalista que se va transformando de un modo natural con el paso del tiempo. El planteamiento formal de cada uno de ellos es bastante clásico ya que en ningún momento no se necesita plantearse ningún tipo de complejidad añadida a la de conseguir una sonata minimalista que no sea en ninguna ocasión monótona. Aunque todos nacen de la misma idea, los movimientos son diferentes.

El primero y el último son alegres y despreocupados, muy influenciados por el blues o jazz. Destacan por el gran trabajo rítmico. El primer movimiento se construye mediante un movimiento contínuo que nunca se detiene. El último es una explosión de júbilo que contiene influencias de la música latinoamericana. Están situados en la región de Si menor.

La exposición y reexposición del Vals (movimientos 2 y 6) son de una delicadeza y una simplicidad extrema. Su construcción se va generando poco a poco, como si fuese un tranquilo amanecer en un paisaje pastoril. Se sitúa en torno a la región del relativo de la idea tonal principal, Re Mayor.

La Barcarola (movimiento 3) tiene siempre un cierto toque fúnebre, sosegado y tranquilo. La figuración del motivo principal (alternancia entre las notas re y si) se agrupa en conjuntos binarios o ternarios que emulan la imagen nocturna de una pequeña barca casi a la deriva en un lago calmado. Al componerla, Pérez Garrido piensa en cómo sería su viaje junto a Caronte para cruzar el lago que separa la vida de la muerte. La idea tonal se mueve entorno a la región de Si menor.

Del trío del vals (movimiento 4) casi podemos decir que es una nana. Es el momento mas tierno de toda la obra. Sencillo, dulce… Está situado en torno a la región sonora de Fa sostenido Mayor, quinto grado de la idea tonal principal.

Sin lugar a ninguna duda, el momento de máxima desesperación queda atrapado en un movimiento, el número 5.  Este Grave lleno de pasión empuja hacia el vacio una multitud de súplicas, preguntas sin respuesta… todo queda atrapado en el aire. Sólo el acorde final muestra la esperanza de que todo lo que soñamos se convertirá en una verdadera realidad… pero la delicadeza y sutilidad en el timbre (pianísimo) muestra que esa esperanza quizá sea frágil, ficticia, o se desvanezca como el sueño que la generó...

 

Edición

Contacta con el compositor:

 

Encargo

Stanimir Todorov

 

Dedicación

Lorenzo Messeguer

 

Calendario

« Febrero 2024 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29      

Próximos Eventos

  1. Facebook
  2. Twitter

Donación

Gracias por su ayuda



Main Menu